Respirar, pasear, dormir, amar ¿parece fácil no? a estos podemos agregar, comer bien, sonreír más y tenemos la base para una vida saludable y sin estrés.  ¿Por qué si estas cosas las realizo a diario sigo siendo un ovillo de estrés?

estres

Vive el presente

De seguro habrás escuchado esta frase un millón de veces y te parece tan obvia que resulta estúpida. Pero de verdad, todos respiramos (¿no, de verdad?), caminamos, dormimos, comemos, y  hacemos tantas otras cosas de naturaleza vital, pero imaginen lo que sucede cuando hacemos estas cosas y nuestra mente está jalándonos a pensamientos cómo: ¿por qué he dicho eso?, ¿cómo se le ocurre responderme así?, ¿y si hubiera actuado en modo diferente? Todo esto tan solo a la sopa del almuerzo.

O la mente nos empuja al futuro “creo que tengo que actuar en este modo”,  “si hago b el hará c y pasará z”, “mi jefe me va matar”, mientras intento conciliar el sueño, o peor mientras estoy con alguien que amo pero no estoy ahí, mi mente salta de atrás a adelante y casi nunca se queda conmigo.

estres trabajo

La mente es muy veloz y engaña fácilmente, pero se la puede entrenar. Atención, es el concepto clave para domarla y dejar de correr en todo lo que haces es de gran ayuda.

Estas son solo algunas de las cosas vitales que puedes hacer prestándoles tu atención para disminuir el estrés cotidiano:

Comer con atención 

comer con antencion

Debes saber qué entra a tu boca, saborearlo, te saciarás antes o cuando tu cuerpo esté realmente sacio, prueba también a ingerir alimentos poco procesados y saludables, te sentirás más ligero y enérgico.

Caminar con atención

Incluso si en nuestro día tenemos muy poco tiempo para caminar, cuando nos desplazamos de un lugar a otro aprovechemos para ver a nuestro alrededor, el cielo está siempre sobre nuestra cabeza y el contacto tan solo visual de una fuente natural, produce paz interior.

Prestar atención a nuestra respiración

respirar

Es una práctica meditativa que conecta la mente directamente al presente, estar atentos de vez en cuando a nuestra respiración relaja y nutre nuestro sistema nervioso.

Dar atención

Da atención a tus seres queridos, rodéate de gente que te hace estar bien, cuando estés con tus hijos, pareja o amigos desconéctate del resto (ayuda también desconectar tu Smartphone) cada momento de felicidad es un logro realizado en tu día.

    familia-feliz

A la hora de dormir, concéntrate en descansar

Lleva la atención a todo tu cuerpo, relájalo, puedes ayudarte concentrándote en la respiración, luego concentrándote en tu cuerpo que se relaja, parte por parte, dar atención a nuestro cuerpo ayuda a tener mayor conciencia de nosotros mismos,  verás que siguiendo esta práctica no habrá espacio en tu mente para ninguna preocupación a la hora de dormir.

sonreir

Sonríe más y empieza a crear tu barrera anti estrés  dirigiendo tu atención a lo que retengas vital en tu día a día.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *