Mejor integrarlo a la dieta que prohibirlo

Según ciertos estudios la ingesta de calcio ya sea como alimentos con alto contenido en él o en forma de pastillas, podría servir para adelgazar. La mayoría de las dietas que seguimos son restrictivas, es decir, te dicen qué no comer para bajar de peso, y se enfocan en dejar las grasas y los carbohidratos, a pesar de que éstos son fundamentales para una buena salud.

lacteos

Sin embargo, existen nutrientes que puedes incorporar a tu dieta, lo que te ayuda a mejorar tu salud, mantener tu energía y bajar de peso. Uno de estos nutrientes es el calcio, que según algunos estudios ha demostrado ser un aliado en el combate contra la obesidad y el sobrepeso.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) ha realizado una revisión sistemática de estudios realizados en humanos y ha concluido que “aumentar la ingesta de calcio en la alimentación diaria puede incrementar la excreción de grasa en las heces y puede jugar un papel relevante en el tratamiento de la obesidad y en la prevención del aumento de grasa corporal”. El resultado de dicha investigación se ha publicado en “Obesity Reviews”.

Pero no son solo ellos, hay muchas publicaciones en medios prestigiosos que relacionan el consumo de calcio con la pérdida de peso, basadas en investigaciones serias que corroboran la tesis enunciada: tomar calcio adelgaza, pues hace que se elimine más grasa por las heces. Sobre todo, en personas que antes tomaban calcio en abundancia.

Sin embargo otros estudios desmienten esta tesis de forma terminante, por lo que habrá que esperar nuevas investigaciones, mientras tanto nuestro consejo es que mientras no te haga daño (no seas intolerante), y de acuerdo a tu médico cambiaras un poco tu dieta integrando lácteos y sus derivados. Si adelgazamos, perfecto; y si no, al menos no engordaremos más y tendremos una dieta más equilibrada.

Los alimentos ricos en calcio que puedes probar a integrar en tu dieta son:calcio

Semillas de sésamo, semillas de ajonjolí, espinacas, acelgas, brócoli, col rizada, cebolla, berros, papaya, naranjas, garbanzos, lentejas, soya, germinado de trigo, almendras, nuez de Brasil, lácteos y derivados, sardinas, pulpo, almejas y el alga hiziki.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *